Darse Tiempo para Comer en Familia

|Parents And Guardians - Are You Aware Articles
Niki Smidt

¿Recuerda cuando el comer en familia en la mesa era parte de la rutina diaria? Hoy parece que más y más familias comen apuradamente o solamente cuando pueden tomar turnos. Las comidas en familia no tienen que ser una cosa del pasado. El disfrutar de comer sentados en una mesa una o dos veces por semana, beneficiará a todos los miembros de la familia, sin importar la edad.

El hacer tiempo para tener una comida sentados en la mesa una o dos veces por semana, le dará la oportunidad de poder platicar con todos los miembros de su familia. No solamente disfrutará de platicar, pero también podrá ayudar a que sus niños mejoren sus habilidades de lenguaje durante este momento.

Las siguientes ideas para “Conversaciones de Mesa” pueden ser usadas con un niño pequeño, y hasta con un niño de edad escolar temprana, las cuales han sido adaptadas de PBS Parents. Usted puede encontrar más información al entrar a ésta página web: http://www.pbs.org/parents/readinglanguage/articles/tabletalk/main.html

Darse el Tiempo – Con las rutinas ocupadas de todos, puede ser difícil que toda la familia esté en la mesa junta. Trate de tener algunos días durante la semana en los cuales pueden comer juntos. Si todos no pueden comer juntos, asegure de sentarse con su niño cuando él come.

Remueva las Distracciones – Apagar la televisión, bajar el volumen del radio, y no contestar ninguna llamada de teléfono, son todas formas de remover las distracciones durante el tiempo de comer. También, asegúrese que tiene todo lo que necesita para la comida en la mesa. De esta forma, nadie necesitará pararse de la mesa, y podrá disfrutar de las conversaciones que están tomando lugar.

Incluya a Todos en las Conversaciones – Hasta el miembro más pequeño de su familia puede ser parte de la conversación durante la hora de la comida. Al incluir a sus niños pequeños, usted les enseñará los aspectos importantes de una conversación.

Tome Turnos – Cuando incluya a su niño en la conversación, y déle tiempo para que pueda responder. Con niños pequeños, esto significa hacer muecas e imitar sonidos. A medida que crece su niño, responda a las conversaciones que él inicia. Hágale preguntas acerca de su día y de lo que hizo. Cuando su niño crezca más, usted podrá hacerle preguntas acerca de su día y tener prácticas de “dar y recibir” en una conversación.

Coma y Juegue – Con niños mayores, usted puede jugar cuando come. Hay muchas formas de incorporar juegos educacionales dentro de su conversación de la comida. Le puede preguntar a su niño el número de colores en ciertos objetos en la mesa y después hablar acerca de esos objetos. Usted puede hablar acerca de la comida que está comiendo y de dónde viene. A medida que crece su niño, usted puede practicar el resolver problemas al discutir el añadir o remover comestibles de su plato.

Ponga un Ejemplo – Cuando su niño hable, si las palabras no le salen bien al hablar, no se preocupe. Usted no necesita corregir lo que está diciendo su niño; al contrario, cree un modelo a seguir que sea apropiado en el lenguaje y la gramática. Su usted usa la gramática y el habla correctamente, su niño aprenderá de usted.

Relate una Historia – Use el tiempo de comidas para relatar una historia. Así esté contando la historia favorita de su niño de memoria, o relatando sus propias historias, el tiempo de compartir historias ayudará a su niño en el desarrollo del lenguaje.

Planee un Picnic – Coma algunas comidas fuera de su casa. El comer durante un picnic en un parque, o en otro lugar que no sea su casa, le dará a usted y a su niño nuevas y diferentes cosas de que hablar.

Comentarios

Enviar nuevo comentario

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

More information about formatting options