Gripe H1N1 (antes conocida como gripe porcina) y niños

Cómo padre, usted hace todo lo posible para mantener a su niño seguro y saludable.  Pero esta temporada de gripe está causando problemas para los padres. El reto es en la forma de H1N1. El tener un niño enfermo no es fácil y siempre es un dolor de cabeza para los padres. Pero con la nueva influenza, estamos descubriendo que la preparación y paciencia serán buenas herramientas para enfrentar a esta enfermedad de 24 horas.

Los expertos están descubriendo que este virus en particular está afectando a niños pequeños  en forma más elevada que el H1N1 de la temporada típica. Por eso es importante que los padres tengan información  y recursos a sus alcanzes. Este artículo tendrá consejos de cómo prevenir que su familia se contagie del virus, y también tendrá consejos acerca de cómo cuidar a los miembros de su familia si se enferman.  También hablaremos acerca de lo que su programa de cuidado de niños puede hacer al respecto.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC por sus siglas en inglés) ha sugerido cuatro pasos a seguir para protegerlo a usted y a su familia del virus H1N1:

  1. Practique buena hygiene de manosal decirle a su familia que se laven las manos frecuentemente con jabón y agua, especialmente después de toser o estornudar. Limpiadores que tengan alcohol pueden ser efectivos si no se pueden lavar las manos.
  2. Que los miembros de su familia se cubran la boca y la naríz con un pañuelo de papel cuando tosan o estornuden. Si usted no tiene un pañuelo, tosa o estornude en su codo u hombro, no en sus manos.
  3. Quédese en la casa si usted o su niño está enfermo por lo menos por 24 horas después que no haya fiebre o signos de fiebre (sin el uso de medicina para reducir la fiebre). El mantener niños enfermos en la casa significa que ellos podrán mantener el virus dentro de ellos mismos en vez de que se esparza a otras personas.
  4. Vacune a su familia  para el H1N1 de la temporada y la influenza H1N1 del 2009 cuando las vacunas estén disponibles.

Pasos a seguir para prepararse para la temporada del H1N1 incluyen:

  1. Hable con su proveedor de cuidado de niños para determinar cuál es el plan para manejar casos de influenza cuando aparescan.
  2. Planee tener cuidado de niños en su casa en el evento que su niño se enferme o si su escuela o programa de cuidado de niños cierra.
  3. Determine si alguno o ninguno de sus niños cae bajo la categoría de riesgo alto, y hable con su proveedor de salud para determinar cómo preparar y cuidar a estos niños. Tenga en cuenta que con el H1N1, niños menores de 5 años de edad con condiciones crónicas medicas son considerados nivel alto de riesgo.
  4. Que haya una habitación designada para enfermos o area de la casa disponible para cuidar a cualquier miembro de familia que se enferme. Manténgala con nuevos (o use viejos) jugetes y libros para mantener a su niño entretenido.
  5. Mantega al día la información para contactarlo en caso de emergencia con su proveedor de cuidado de niños y/o la escuela de su niño. Usted tiene que cerciorarse que pueda ser contactado si su niño se enferma o si su programa de cuidado o escuela necesita cerrar por causa de la influenza.

Síntomas de influenza para tener en cuenta:

  1. Fiebre (no todas las personas sufren de fiebre)
  2. Tos
  3. Dolor de garganta
  4. Naríz congestionada o fluido nasal
  5. Dolor de cuerpo
  6. Dolor de cabeza
  7. Escalofríos
  8. Cansancio
  9. A veces diarrea y vómitos

Si le da influenza a su niño, el no debe regresar al cuidado de niños o a la escuela hasta que pasen 24 horas depués que la fiebre se haya ido. El niño puede contagiar a otras personas durante este tiempo.

Aparte del previo consejo acerca de preparación y prevención, hay algunas sugerencias que su programa de cuidado puede sequir para prevenir el contagio de la influenza:

  • Alente a que todas las personas que trabajan para su programa sean vacunadas contra la gripe y la influenza H1N1 acordando a las regulaciones del CDC  cuando las vacunas estén disponibles.
  • Haga acordarles a los empleados  que se queden en sus casas y que los padres mantengan a sus niños enfermos en sus casas si tienen síntomas de la influenza.
  • Haga un chequeo de salud para sus niños diariamente
  • Ponga a los niños hacia un espacio separado, pero supervisado, hasta que sus padres los puedan llevar a sus domicilios. Avisele a los padres que los niños no pueden retornar hasta por lo menos 24 horas después que les baje la fiebre (sin el uso de medicina para reducir la fiebre)
  • Mande a sus empleados que estén enfermos a sus casas inmediatamente y avíseles que no pueden retornar hasta por lo menos 24 horas después que les baje la fiebre (sin el uso de medicina para reducir la fiebre)
  • Limpie superficies y utensilios rutinariamente, especialmente cosas que los niños tocan con frequencia con sus manos, bocas y fluidos de cuerpo, como juguetes, estaciones de cambiar pañales, sillas o equipo para el patio.
  • Provea proyección médica temprano para niños y empleados que estén en alto riesgo de complicaciones de la influenza
  • Consulte con el departamento local de salud y considere cerrar temporalmente el programa de educación temprana, si el contagio de influenza es elevado en la comunidad.

Para más información acerca de H1N1 para familias y proveedores de cuidado visite:

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

http://espanol.cdc.gov/enes/h1n1flu/

Flu.gov en Español

http://espanol.pandemicflu.gov/pandemicflu/enes/24/_www_flu_gov/