.

Select Other Language

Para Papás

Padres: ¿Es usted parte del equipo de cuidado de niños?

Visitar y participar en los sucesos del servicio de cuidado de niños de su hijo envia un mensaje fuerte. Les señala a su hijo y a los responsables del cuidado que para usted lo que su hijo hace y aprende es importante.

10 consejos para ser un mejor padre

Para más información sobre cómo pedir el folleto de “10 maneras para ser un mejor padre” llamar al 301-948-0599 o visitar la librería de NFI.

Respetar a la madre de sus hijos: Una de las mejores cosas que un padre puede hacer para sus hijos es respetar a su madre. Si usted está casado, mantenga su matrimonio vital y enérgico. Si no está casado, es igualmente importante a respetar y apoyar a la madre de sus hijos. Padres y madres que se respetan entre sí, y dejan que sus hijos lo vean, proveen un ambiente seguro para ellos. Si los niños ven que sus padres se respetan, probablemente se sientan que ellos también son aceptados y respetados.

Pasar tiempo con sus hijos: Lo que hace un padre con su tiempo les dice a sus hijos lo que a él le importa. Si usted parece estar siempre ocupado y no tiene tiempo, ellos van a sentirse descuidados, no importa lo que usted dice. Para apreciar mucho a sus hijos, frecuentemente tiene que sacrificar otras cosas, pero el pasar tiempo con sus hijos es esencial. Los niños crecen tan rápido, y no se puede recuperar las oportunidades perdidas.

Ganar el derecho de ser escuchado: Muy a menudo, las únicas situaciones en las cuales un padre les habla a sus hijos es cuando han hecho algo malo. Es por eso que tantos niños se sienten avergonzados cuando les dice su madre, “Tu papá quiere hablar contigo.” Empieze a hablar con sus hijos cuando son pequeños para que los temas difíciles sean más fáciles para hablar en profundidad mientras crecen. Tome el tiempo de escuchar sus ideas y sus problemas.

Disciplinar con cariño: Todos los niños necesitan disciplina y consejos, no para castigarlos, sino para poner límites razonables. Recuerde a sus hijos de las consecuencias de sus acciones y déles recompensas significativas para la conducta deseable. Los padres que disciplinan de una manera justa y tranquila muestran su amor para sus hijos.

Ser un modelo para imitar: Los padres son modelos para sus hijos si lo reconocen o no. Una niña que pasa tiempo con un padre cariñoso crece sabiendo que merece ser tratada de una manera respetuosa por los varones, y lo que debe buscar en un marido. Los padres pueden enseñar a sus hijos lo que importa en la vida por demostrar honradez, humildad, y responsabilidad. Los padres desempeñan uno de los papeles más importantes en las vidas de sus hijos.

Ser un maestro: Demasiados padres creen que la enseñanza es algo que hacen los demás. Cuando un padre les enseña a sus hijos un sentido del bien y del mal, y les anima a hacer lo mejor posible, verá que sus hijos hacen buenas elecciones. Los padres que se mantienen involucrados usan ejemplos a diario para ayudar a sus hijos a aprender las lecciones básicas de la vida.

Comer juntos en familia: Compartir la comida (si sea el desayuno, el almuerzo, o la cena) puede formar una parte significante de la sana vida familiar. Además de estructurar un día ajetreado, da a los niños una oportunidad de hablar de lo que están haciendo y lo que quieren hacer. Es un buen momento también para escuchar y dar consejos, y más importante, es tiempo para que la familia pasen juntos cada día.

Leer a sus hijos: En un mundo donde la televisión frecuentemente domina las vidas de los niños, es importante que los padres hagan el esfuerzo de leer a sus hijos. Los niños aprenden mejor por hacer y por leer, además de por ver y escuchar. Comience a leer con sus hijos cuando son bien pequeños. Cuando sean más grandes, anímeles a leer sólos. Inculcando a sus hijos el amor del leer es una manera excelente de asegurar el crecimiento personal y profesional para toda la vida.

Mostrar cariño: Los niños necesitan la seguridad que viene del saber que son queridos, aceptados, y amados por su familia. Los padres especialmente deberían sentir cómodos y dispuestos a abrazar a sus hijos. Mostrando afecto todos los días es la mejor manera de dejarles saber que usted los ama.

Darse cuenta de que el trabajo de los padres no termina nunca: Aún después de que los niños ya sean grandes y listos para dejar la casa, dependen de sus padres para consejos y sabiduría. Si sea con la educación continua, un nuevo trabajo, o el matrimonio, los padres siguen desempeñando un papel esencial en las vidas de sus hijos mientras crecen, y posiblemente se casan y forman sus propias familias.

Del folleto “10 consejos de ser un mejor padre” de la Iniciativa Nacional para la Paternidad (Nacional Fatherhood Initiative).http://www.fatherhood.org.